NUESTRA HISTORIA


Soy Silvia. Cuando nací mis primas me tiraron en carrito por unas escaleras. No sólo sobreviví sino que fue el principio de una bonita amistad. Después me di a la farándula. Y crecí. Siempre con una mirada curiosa, rodeada de colores, tutús, música, acuarelas, pinceles, disfraces, escenarios y obras de teatro.

Empecé estudiando bellas artes, dibujos animados y animación 3D y acabe licenciándome en  pedagogía con un postgrado de orientación profesional. 

De mi formación, valores y sensibilidad nace un compromiso por el desarrollo y el bienestar social que me lleva a desarrollar mi carrera profesional en el mundo de la educación y la formación. Luchando por hacer pequeñas cosas extraordinarias. Cosas bonitas. Cosas que ayuden a que los demás estén mejor, que sean mejores. Fue una etapa de abrazar la diversidad. Aprender, dar y escuchar. De mirar a mi alrededor.  

Pero como dice la canción “se nos rompió el amor de tanto usarlo” ( en cuestiones sentimentales, la Jurado nunca tuvo rival). Y tras una época tonteando con el monstruo que vive en mi me propongo otra vida. Que coño. ¿Porque no? Voy a lanzarme a la piscina (en bomba, que salpica más) para sacar tajada de mi yo creativa. Y aquí estoy, intentando ser fiel a mi misma y saltando sin mirar. 

Curiosa, inquieta, creativa, observadora, intuitiva, idealista, apasionada y de alma aventurera. Me enamoro perdidamente de lo roto y de la belleza de su renacer.

Me gusta viajar, achuchar todo tipo de bichos, reflexionar sobre las relaciones humanas, conversar, el lado más salvaje de la vida, las tiendas de segunda mano, mis plantas, las personas auténticas, sean como sean, las croquetas de mi madre, los contrastes, mis gatos calentándome los pies, las mezclas explosivas, perderme en lugares desconocidos, mi perro corriendo, visitar mercados, mochilear, las personas que hablan poco y dicen mucho, la naturaleza, conocer mundo en furgo, sin rumbo, los cambios de opinión, y algo por lo que siento verdadera fascinación y en lo que creo fielmente, el poder de las mujeres y su energía mágica y transformadora.

En la sombra, Alex. Imprescindible mitad. De pequeño jugaba a patín. Ahora también. Fan incondicional de programas como “How do they do it”, siempre siente curiosidad por saber cómo se hacen las cosas. Ingenioso, generoso, dicharachero e inventor del “cero coma”. Le apasiona la arquitectura sostenible y conocer la historia, el pasado de los objetos y sus extraordinarios procesos de construcción.

Con estos ingredientes surge Artits Project, fruto de la unión de dos pasiones: el arte y el skate. A través de nuestras creaciones queremos plasmar nuestra propia mirada del mundo, con la firme convicción de que el reciclaje es un ejercicio de creatividad que hace que el mundo sea más sostenible, apostando siempre por una forma de producción responsable, original, a pequeña escala, y, en definitiva, con alma.

¡Bienvenidos al universo Artits!

CREW
Pandilla basurilla